Historia del dominó

El dominó el un juego de mesa que consta de una serie de fichas blancas o naturales que se encuentran divididas en dos y contienen en su interior un conjunto de puntos tal cual un dado. La cantidad de puntos va a variar de acuerdo a cada ficha de cero a seis puntos en cada lado de la ficha. El conjunto de fichas llega a un total de veintiocho partes o fichas, algunos juegos de mayor tamaño llegan a poseer ochenta y una piezas.

A continuación desarrollaremos la historia de este divertido juego que es empleado para entretener tanto a niños como adultos por su simpleza.

Historia del dominó

Un poco de historia

La historia de este divertido juego se remonta a muchos años atrás. Si bien no hay una fecha precisa sobre el nacimiento del mismo, hay documentos que datan su existencia hacia el años 1232 en la dinastía Yuan. Sus inicios tienen lugar en China y escritos se refieren al mismo con el nombre de “pupai”. El origen del nombre tal cual hoy lo conocemos fue tomado de un modelo de capucha francés que tenía los mismos colores que sus fichas (negra por el lado de afuera y blanca por el lado de adentro).

El novedoso juego fue introducido a Europa por los italianos, a mediados del Siglo XVII (dieciocho).  Luego de esta expansión se difunde por el resto del mundo y su popularidad crece de forma paulatina en algunos países latinoamericanos.

Las fichas

Las fichas poseen nombres específicos según la cantidad de puntos que contienen en su interior. Las que no poseen ningún punto se las denomina “blanco”, a las que solo contienen un punto “as”, a las de dos “dos”, las de tres puntos son llamadas “tres”, las de cuatro “cuadra” y por último las de cinco “quina” y las de seis “cena”.

Cuando una ficha posee en sus dos lados la misma cantidad de puntos es llamada doble o carreta. Las fichas se reparten de acuerdo a la cantidad de jugadores.

Los jugadores

La cantidad  de jugadores participantes debe ser de dos personas o hasta doce de acuerdo al tamaño del juego. Si es uno de veintiocho piezas se aconseja jugarlo con una cantidad de personas no mayor a los cinco participantes.

Objetivo del juego

El objetivo inicial del juego es lograr una puntuación previamente fijada. Cuando un jugador gana una ronda suma los puntos de las fichas perdidas por sus contrincantes. El primero en lograr la cantidad de puntos fijados como meta gana el partido.

Como es una jugada

Al inicio de la jugada los participantes colocan las fichas con los puntos hacia abajo y las mezclan. Luego se reparten en números iguales para cada participante. Por lo general el inicio del juego lo realiza aquella persona que posee la ficha doble de seis, y se sigue la ronda en sentido contrario a las agujas del reloj.

Fin del juego

El juego culmina cuando uno de los jugadores participantes se queda sin fichas para seguir con la partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *