Historia del talón de Aquiles

En esta sección hablaremos de una historia muy famosa en la mitología griega. Aquiles es un hombre que nace fruto del amor de la relación que tenía el Hijo de Peleo (Rey de los Mirmidones) y de Tetis, una ninfa Marina. Ambos eran mortales.

Cuando Aquiles nace, su madre lo sumerge en el río Estigia para convertirlo en inmortal, pero lo sostiene del talón. Como las aguas del río no tocan el talón de Aquiles, éste es su flaco o debilidad de por vida, razón por la cual años más tarde morirá.

Historia del talón de Aquiles

Como su madre no hunde su talón, el niño consigue su condición de inmortal en su cuerpo entero, exceptuado por su talón. Aquiles se alimenta  de jabalíes feos, entrañas de león y de médula de oso, cosas que según dicen incrementarían su valor en el campo de batalla. En esos años a junto a Patroclo, a orillas del monte Pelión, aprende además con mucha agilidad y rapidez el tiro al blanco, también a cantar y a curar heridas de guerra.

Según dicen Calcas un adivino que andaba por aquellos tiempos profetizó que jamás Troya iba a ser conquistada sin la contribución de Aquiles. Si bien se decía que Aquiles era inmortal, él iba de guerra en guerra persiguiendo a la muerte, sin duda no le temía.

En una de las tantas batallas de los griegos contra los troyanos, se encuentra Aquiles. En dicha batalla que marcaría un antes y un después, los troyanos protegidos por sus muros logran que las fuerzas griegas se vuelvan hacia atrás. En ese momento se encontraban dirigidos por el príncipe Héctor, cuando los griegos estaban a punto de rendirse. Patroclo, quien había amaestrado a Aquiles y acompañado en su crecimiento logra avanzar por sobre los Troyanos, aunque antes de ganar la batalla final, muere a causa de una batalla cuerpo a cuerpo que se da con el príncipe Héctor quién lo mata.

Cuando Aquiles se entera de la muerte de su cercano amigo, se entristece mucho. Cargado de odio, ira y dolor se quiso quitar la vida sin éxito. Se logra una tregua por la noche con los troyanos y es en este momento en que Aquiles le jura que vengará su muerte.

Para ello decidido le solicita a su madre la mejor armadura ( la más nueva y dura) y parte rumbo a las murallas de Troya para buscar al asesino de Patroclo, reta al príncipe Héctor a combate cuerpo a cuerpo y lo mata luego frente a su familia.

Al parecer Aquiles no se encontraba conforme con su venganza por lo que ató al príncipe al caballo y lo arrastró por los muros atado por nueve días consecutivos, impidiendo que se le diera las correspondientes sepulturas.

El padre de Héctor, Príamo convence a Aquiles por la intercesión del dios Hermes que su cuerpo fuera devuelto para que obtuviese una correcta sepultura.

Luego de que armasen el famoso caballo de Troya que permite que los griegos entren en la ciudad de Troya, Aquiles es asesinado por el príncipe Paris hermano del príncipe Héctor, quién dispara una flecha envenenada en el talón de Aquiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *