Historia de Cleopatra

Cleopatra un nombre del antiguo Egipto que quedará grabado en las mentes de los hombres de generación en generación, astucia, amor, guerra, fueron algunas de las cosas que marcaron su vida. Quizá nadie se imaginaba su final, pero sin duda fue propietaria de una de las vidas con más historia que hoy podemos conocer. A continuación hablaremos de la Reina del Nilo.

Su origen

Cleopatra nace en el año 68 antes de Cristo en la ciudad de Alejandría, Egipto. Hija de Tolomeo XIII y se supone de Cleopatra, aunque hay quienes piensan que fue hija de una mujer de la alta sociedad egipcia.

Historia de Cleopatra

El gobierno de los hermanos

Su gobierno transcurrió entre los años 51 al 30 antes de Cristo. A los diecisiete años de edad fue  proclamada reina junto a su hermano Tolomeo XIV de nueve años de edad. La afinidad entre hermanos, como suele pasar no era de la más buena, es así como debido a la corta edad de ambos y a sus diferencias, los consejeros del reino se ven obligados a tomar una serie de medidas.

A pesar de las idas y venidas de los hermanos, ambos contraen matrimonio entre sí como era costumbre en esa época. Lo que Tolomeo XIV no sabía es que Cleopatra no tenía intenciones de compartir el trono. Es por ello que comienza a socavar con diferentes acciones al Rey, aunque al tiempo cuando su hermano se da cuenta acude al ministerio, es así como Cleopatra es sacada de su trono y expulsada de Egipto a los veinte años de edad.

Cleopatra y Julio César

La reina encuentra refugio en Siria y une un ejército para luchar contra su hermano. En tanto transcurría esta situación Julio César se entera de la situación grave de Egipto, éste había sido amigo del padre de ambos, Tolomeo XIII, acorde a una promesa que habían realizado juntos Julio César cita a ambos hermanos para ordenar los conflictos que tenían entre los dos.

Mientras se encontraba en tratativas para conciliarlos, Julio César consigue frenar el ejército de Aquiles. Cleopatra comienza a enviar mensajeros a Julio César, quién lo le otorga demasiada importancia. Su problema por el momento era regresar a Roma, aunque deseaba amistar a los dos niños.

Cuando aguardaba en un palacio lujoso neutral, una noche César nota la llegada de un cortejo. Si bien no estaba dispuesto a doblegar su promesa bajo ningún motivo recibe al cortejo, el mensajero ofrece en nombre de la reina un tapiz y una alfombra. Cuando el tapiz es desenrollado César quedó atónito ante la figura femenina que se presentaba en su interior, y solo atinó a decir “Cleopatra”.

Instantáneamente cautivo de aquella pequeña mujer se enamoró. Ella se ofrecía a cambio del trono de Egipto. César concilió a ambos hermanos consiguiendo la armonía de Egipto de forma momentánea.

Muerte de Tolomeo

Aquiles invade Egipto, pero Tolomeo huye antes a Alejandría avisado por unos servidores. César pone a disposición del país sus fuerzas y luego de terminada la guerra le perdona a Tolomeo su huida ordenándole que vuelva a ocupar su lugar en el trono.  Luego de una paz aparente Egipto es invadido nuevamente y César comienza una represión sangrienta contra los rebeldes. Para cuando esto termina, una nueva noticia llega a oídos de Cleopatra, su hermano ha muerto ahogado en el rio Nilo.

Cleopatra es proclamada única reina de Egipto. Para huir de los rumores de amorío con César años más tarde Cleopatra se casa con su hermano Tolomeo XV a la edad de seis años. Cuando éste cumple catorce años es envenenado por su hermana, dado que a dicha edad podría comenzar a ocuparse de la realeza y claro estaba Cleopatra no quería compartir su trono.

Aunque el César debiera haber castigado a la reina, su amor se lo impidió y ante tal suceso simplemente se mantuvo al margen. Cuando el rey muere se comienza a organizar nuevamente un levantamiento contra la reina, pero desde luego los romanos reprimen estas fuerzas sin ningún problema. Si bien la presencia del César ya no era necesaria, este se queda en Egipto durante algún tiempo más preso de su amor hacia Cleopatra.

Los regalos y fiestas de la reina hacen que cada día que pasa Julio César quede más ciego de amor por ella. Aunque él debía regresar a Roma se queda algunos meses. Cuando César se marcha rumbo a Pompeya, Cleopatra estaba embarazada y en el año 47 antes de Cristo, da a luz a un niño que al que llama Cesarión.

A la llegada de la guerra victorioso César llama a Cleopatra para que lo visite en Roma, ella llega en una embarcación lujosa y él la aloja en un palacio impresionante a la orillas del rio Tiber. En aquel momento mandó a esculpir una estatua en honor a su amor al lado de la diosa del amor Afrodita. Esto no favoreció la opinión de muchos romanos que no se atrevieron a contradecirlo para no provocar una represalia.

Cleopatra y Marco Antonio

Es en dicha estadía que la reina Cleopatra conoce a Marco Antonio, por aquel momento éste se desenvolvió como la mano derecha de Julio César. Su primer avistamiento sucede en el 41 antes de Cristo.

La sociedad romana comienza a movilizarse ante el rumor de que César quería convertirse en emperador en contra de la voluntad de la mayoría de la gente. Ante el descontento de los soldados y la sociedad, Julio César muere asesinado por Bruto, uno de sus soldados.

Muerto su antiguo amante Cleopatra se acercó amorosamente a Marco Antonio, quien tiempo después se convirtió en su nuevo amante. Éste se dirige a Egipto donde conviven y gobiernan de forma independiente.

Cuando Marco Antonio se pelea con su antigua esposa y hermana Octavia, Octaviano declara la guerra a Cleopatra en el año 32 antes de Cristo.

Marco Antonio es derrotado en combate naval en el año 31 antes de Cristo en la batalla de Accio. A su derrota éste se suicida enterrándose un puñal en el bajo vientre. Tal era el amor que Cleopatra sentía por él que al poco tiempo también se suicidó haciéndose picar por una serpiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *