Historia de la lasaña

La lasaña es un tipo de plato de pasta cuyo origen se encuentra disputado. En este segmento hablaremos de su origen y preparación. El término lasagna o lasaña deviene del griego lasagnum, y significa plato. Los griegos utilizabas esta palabra para denominar a una comida que se servía en un plato especial, como si fuera una especie de comida servida en cazuela o pequeños platos.

Con el tiempo este plato o lasagna sería heredada por los romanos quienes a su vez utilizaron el mismo elemento para presentar la comida y servirla en la mesa. Éstos modificaron la receta y la realizaron con una especie de pasta, que se apilaba en capas con distintos rellenos. Con  la expansión del imperio romano este plato se divulgó por toda Europa, pero siempre se creyó que la receta tal cual la conocemos hoy en día fue originaria de Italia.

Historia de la lasaña

Hace unos años un diario de Londres publicó una nota en la que señalaba que la lasagna era un plato de origen británico. Es así como se forma la polémica, por un lado los italianos que expresaban que la receta era propia y por el otro los británicos que decían que les pertenecía.

Como prueba que avalara la afirmación la gente del diario se valió de un libro de recetas que fue publicado por el año 1390 con dedicatoria el rey Ricardo II.

A esto la embajada italiana ofreció pruebas de un libro donde su autoría se remitió a la italiana María Borgogno, y expusieron los correspondientes textos de las recetas con fecha de publicación por el año 1316.

A esto fueron los historiadores quienes cerraron la discusión y explicaron que en tanto el imperio romano se expandió por toda Europa hace más de dos mil años, ambos países sufrieron influencias de sus costumbres y platos de comida. En realidad los verdaderos inventores de este exquisito plato de comida fueron ellos.

A continuación explicaremos brevemente la receta de esta delicia.

Receta de lasagna de carne

Ingredientes

Rellenos 

  • 300 gr de jamón cocido
  • 500 gr de mozzarella
  • 800 gr de carne molida
  • Sal, pimienta y ají c/n
  • Leche 200 cc
  • Fécula de maíz c/n

Para la salsa 

  • 1 kg de cebolla
  • 1 pimiento
  • 1 cebollín
  • 2 zanahoria
  • 2 kg tomate

PASO 1: Primero se corta la cebolla, el pimentón, el cebollín y la zanahoria. Todo esto se coloca a rehogar en un sartén a fuego lento. Agregamos sal, pimienta y ají molido a gusto.

PASO 2: Mientras se cocina la preparación, se trituran los tomates maduros y cuando la preparación anterior se encuentra cocida se le agrega. La salsa se cocina durante aproximadamente 1 hora para evitar que la salsa salga ácida.

PASO 3: Se cocina la carne molida en otro sartén. A parte picamos el jamón y se ralla la muzarella.

PASO 4: Además colocamos una olla de agua caliente a hervir. Esta agua será utilizada para hervir las tiras de lasaña seca o bien para hervir las tiras de pasta casera, esto es opcional.

PASO 5: Hervimos la espinaca, la picamos. Preparamos una salsa bechamel, le agregamos sal, pimienta y nuez moscada. Mezclamos las dos preparaciones.

PASO 6: Con todo ya terminado preparamos una fuente para horno y la rociamos con rocío vegetal.

PASO 7: Comenzamos a colocar capas para la finalización de la lasagna. Primero colocamos salsa, luego una capa con masa de lasagna, luego la espinaca, un poco de salsa y muzzarella.

Después de colocar nuevamente la masa de lasagna agregamos la carne y el jamón cocido, colocamos salsa, muzzarella. Así repetimos el proceso hasta completar nuestra fuente. Llevamos unos 20 min al horno y lista para servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *