Historia de Moisés

Hace muchos años surgieron en la tierra personas que luego de tener alguna vivencia con Dios la compartían o bien decían haber nacido con la misión de traer al mundo mensajes enviados por el mismo. En el antiguo testamento de la biblia vemos que hay múltiples personajes que fueron anunciando algunos con mensajes más claros que otros la llegada del mesías o salvador.

En muchos casos estas personas hablaban en parábolas, una forma de escritura y habla que intenta comunicar o explicar algo desde una realidad paralela, es por ello que muchas veces su interpretación es algo más costosa. En el presente texto hablaremos del profeta más importante dentro del cristianismo y el judaísmo: Moisés.

profetasHistoria de Moisés

El nacimiento

Según las escrituras del Libro del Éxodo, Moises nace en el periodo en que un faraón de Egipto lanza la orden de exterminar (matar) a todos aquellos bebés varones hebreos que nacieran en dicho periodo. Las parteras por miedo a Dios no hicieron en ningún momento lo que éste les ordenó y dejaban vivos a los pequeños.

Moisés nace en una tribu descendiente de Jacob, su madre fue Jocabed quien es considerada por los judíos la madre de los mismos y su padre Amram considerado un hombre sin pecado alguno.

Su familia estaba formada por sus padres, su hermana Miriam y un hermano llamado Aarón. Según se relata en el Antiguo Testamento la familia llega a Egipto con un contingente de setenta integrantes pertenecientes a la descendencia de Jacob.

Llegada a la familia del faraón

La madre de Moisés luego de salvarlo de una muerte segura lo esconde durante tres meses, pero llegó un momento en que esto ya no fue más posible. Es en dicho momento cuando decide hacer una cesta impermeable a la que le pone barro por dentro y brea por fuera, acomoda al pequeño niño y lo coloca en el rio Nilo.

La cesta toma rumbo por el caudal del río mientras que su hermana Miriam la va observando y la sigue caminando desde lejos. Es en dicho momento la hija del faraón llega a darse un baño al río, encontrándose con el bebé, cuando lo toma Miriam se acerca y le pide solamente que le encargase a una hebrea que lo amamante (esta hebrea termina siendo la madre real del niño).

Luego de que pasasen dos años y Moisés terminara de ser amamantado, es entregado a la princesa egipcia quién lo cría como si el mismo fuese su hijo.

Su edad avanzada

Con el pasar de los años Moisés observa que los hebreos trabajaban en Egipto como esclavos y eran tratados brutalmente. Un día vio como un capataz maltrataba a un hebreo, Moisés lo asesina, teniendo entonces que correr para poder dejar Egipto.

Su llegada a oriente

En dicho momento logra escapar de Egipto y se dirige a la zona montañosa de Madián (actualmente territorio de Arabia Saudita), cuando se detiene en un pozo de agua, había siete pastoras que estaban intentando defenderse de otros pastores bandidos. Moisés ayuda a las pastoras y las defiende de los malvivientes.

Al final de la encrucijada, el padre de las mujeres llamado Jetró, lo adopta como un hijo. Es así como comienza a trabajar administrando los rebaños. Al paso de algunos años su padre adoptivo le permite casarse con una de sus hijas quien se llamaba Séfora. Ambos tuvieron un hijo juntos a quien llamaron Gersón.

La zarza

Un cierto día lleva al rebaño para comer al monte Horeb, Moisés se percató de que había una zarza (conjunto de plantas espinosa de gran tamaño) que se quemaba pero no se consumía.

Cuando éste intenta acercarse para apreciar semejante maravilla tiene un acercamiento con Dios. Es en este momento en que Dios le revela quién es en realidad y manda a Moisés a que nuevamente se dirija rumbo a Egipto para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud.

Las plagas sobre Egipto

A su regreso en Egipto obedeciendo la visión que había tenido se reúne con su hermano Aarón. Es en este momento cuando Moisés se junta con los otros hebreos y les comunica el plan de Dios para éstos.

Intenta convencer al faraón de que librase a su pueblo no teniendo éxito. Es entonces cuando se dice que Dios envía diez plagas a los egipcios, quienes por miedo permiten que el pueblo hebreo escape.

El éxodo

El pueblo parte con dirección al este según es dirigido por Moisés, por la gran cantidad de personas que escapan es que avanzan lentamente, teniendo que acampar varias veces. En el trascurso de dicho tiempo el faraón se arrepiente de su decisión y manda al ejército egipcio a traer nuevamente a los esclavos.

En ese momento los israelita se encontraban acampando en orillas del Mar Rojo. Sin tener escapatoria Moisés le ruega a Dios que salve a su pueblo y por medio de él mismo las aguas del Mar se dividieron en dos permitiéndoles cruzar en medio de las paredes de agua.

Cuando los egipcios quisieron pasar por el mismo lugar Moisés bajo los bazos y entonces todos los que habían ingresado murieron.

Los diez mandamientos

Una vez transcurridos tres meses desde la salida triunfal de Egipto. Moisés vuelve a experimentar visiones en donde Dios le dice los diez mandamientos a seguir por el pueblo.

El profeta sube al monte donde que hospeda cuarenta días y cuarenta noches, luego de esto recibe dos tablas de piedra escritas con estos diez mandamientos.

Viaje por el Sinaí

El camino fue muy duro, los parajes se hacían pesados y entonces los seguidores comenzaron a conspirar en su contra. En este momento Dios le brinda a Moisés la luz para hacer algunos milagros que vuelven a afianzar la fe del pueblo ya cansado.

La tierra prometida

Luego de mucho andar llegaron a la tierra prometida, donde solo algunos pudieron ingresar. Moisés junto con otros no pueden ingresar y ya sabiendo que se acerca la hora del fin de su vida le entrega el mando de la tribu a Josué.

Su final

Se dice que el pueblo que no puede ingresar vaga unos cuarenta años más por el desierto y mueren, junto con ellos Moisés a la edad de ciento veinte años aproximadamente.