Historia del violín

En este artículo brindaremos la historia de un instrumento musical que si bien data de hace algunos años, no ha pasado de moda. Su música es dulce y si bien es el más pequeño de los instrumentos de cuerda, su sonido no puede pasar desapercibido.

En las obras musicales más relevantes ha sido el intérprete más reconocido por las ejecuciones como instrumento solista. Sus notas y la maleabilidad que posee le da la capacidad según los expertos de llegar al corazón.

instrumentos-musicalesHistoria del violín

Un poco antes

Anteriormente a la creación del violín tal cual lo conocemos hoy en día existió un instrumento similar que lo precedió, este se llamaba viola de arco. Si bien su uso era similar en el sentido en que se frotaba con un arco, el instrumento se colocaba junto al pecho o sobre la pierna.

El sonido que emitía era diferente por la mayor cantidad de cuerdas (cinco). Los arcos empleados eran sustancialmente más cortos, por lo que no se podían tocar notas sostenidas.

La nueva creación

Si bien no se conoce con exactitud quién fue el inventor del violín tal cual lo conocemos hoy en día, se creó a mediados de 1300, se supone por un violero o luthiers. En un principio los primeros modelos de este instrumento poseían cuerdas de tripa.

Hay pruebas que remontan su existencia a España por la fecha antes descripta, aunque no son fehacientes. Desde ese momento este instrumento se ha dispersado por todo el mundo.

Es en el 1600 que este instrumento pasa a ser el puntapié de las orquestas sinfónicas tras ser incluidos en repertorios creados por Vivaldi.

Stradivarius

Ante las exigencias que tenían los compositores con respecto a las notas más agudas que extralimitaban la capacidad del instrumento, surge el violín Stradivarius.

Este incansable instrumentista construyó los violines con mejor capacidad sonora que se conoce hasta la fecha.

Los cuidados que debe recibir

Este instrumento para ser de cuerda no posee cuidados muy especiales. Como todo instrumento de música no debe golpearse para así evitar las pérdidas de acústica y afinación. Cuando no es utilizado se recomienda guardarlo en un estuche especial que posee paredes acolchadas.

Es de suma importancia que el violín no entre en contacto con humedad, esto lo desafina, además de que la madera puede adquirir algún hongo que la corroa.

Es común que las cuerdas se rompan por la habitual fricción que se realiza con el arco, razón por la que se recomienda tener un juego de cuerdas nuevas en el estuche.

Un poco de actualidad

Aunque los cambios fueron muchos a lo largo de la historia y los instrumentos musicales se vieron ampliamente influidos, el violín no ha perdido vigencia dentro de la música orquestal y como solista sigue siendo considerado el mejor instrumento, dada su versatilidad y la amplitud de sus notas.

El violín electrónico

Los instrumentos musicales amplificados de forma electrónica surgen a mediados del 1900. Mediante una modificación se conectan a un amplificador que los hace sonar con mayor volumen.

Los expertos dicen sin embargo, que la sonoridad de estos instrumentos en comparación al violín clásico es de mucha menor calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *